Gran despertà

Más de 4.200 cajas de «trons de bac» de la firma pirotécnica Ricasa fueron repartidas entre las más de 2.100 personas acreditadas para el evento. La cita comenzó con la salida de las Falleras Mayores y sus Cortes de Honor de la visita a San Juan del hospital. Fue entonces cuando toda la calle la Paz se vio invadida por los estallidos de los petardos encargados de despertar a los vecinos de la ciudad de Valencia y anunciar la llegada de las Fallas del 2012. Por octavo año consecutivo, la «despertà» contó con la colaboración especial de la Falla Mosén Corolla.