Años 80

En los 80, Ricardo Caballer Estellés -nieto del fundador- dio un nuevo impulso y puso su sello personal: la marca RICASA, actualmente conocida en todo el mundo. La innovación y visión del negocio hace que la fábrica crezca y aumente la producción para clientes ya fuera de España, por media Europa. Además, se inician los contactos con los maestros japoneses Marutamaya.

Más noticias